El secreto sobre Ayate De Juan Diego publicado

2018-09-11

ayate de juan diego

“El signo más grande como fieles católicos o como fieles a nuestra madre, que nos ha tocado muy en el fondo de nuestra fe, ha sido el milagro de la Rosa”, dijo el padre. “Al darle a nuestra madre muy santa las rosas que misma le reveló y le dio a San Juan Diego. Hay muchos símbolos en los que las personas quieren expresar su fe, pero pienso que la más grande expresión que los leales quieren enseñarle y agradecerle es por medio de las rosas”. Allí, Juan Diego se encontró con la Virgen de Guadalupe, quien le ha dicho traía un mensaje de paz, amor, compasión y ayuda. Le dijo que era su intención que se edificara un templo, y le pidió fuera con el obispo y a ofrecerle su mensaje. Hoy sábado 12 de diciembre, millones de católicos a nivel mundial se unirán en una celebración para conmemorar las visualizaciones de la Virgen de Guadalupe.

ayate de juan diego

Leer mas sobre software mantenimiento aqui.

Canonización De Juan Diego Cuauhtlatoatzin

Al acercarse a conocer la tela a menos de diez centímetros, no se observa nada más que las fibras del manto, los colores por el momento no son perceptibles, desaparecen. Los científicos de la NASA descubren también que al pasar un rayo láser por la tela, colocándola de costado, exactamente el mismo pasa sin tocar la pintura ni la tela. Así comprueban que la pintura está suspendida en el aire, por tres décimas de milímetros, es decir que exactamente la misma no está pegada en el manto, sino solo suspendida en el aire. En el siglo XVIII se realizó una réplica lo más similar al original y se pudo comprobar que el poncho confeccionado con las mismas fibras de maguey se hizo polvo en solo 15 años. La conservación de prácticamente 500 años de la tilma original es un verdadero fenómeno inexplicable.

Leer mas sobre tablademultiplicar.net aqui.

ayate de juan diego

En el año 1791 en el lado derecho superior cae ácido muriático realizando un orificio de cerca de diez centímetros de diámetro. En 30 días el campo dañado se reconstituyó sólo sin que nadie hubiera hecho algo para remendarlo, cocerlo o entretejerlo. Actualmente queda la aureola de la mancha y sólo con instrumental preciso se tienen la posibilidad de seguir aún restos de ácido muriático en la Tilma. Después de haberle extraído la flecha delante mismo del manto, el indio revivió y solo le quedo la cicatriz hasta el día en que murió. A raíz de este increíble hecho 9.000.000 de indios se transformaron al cristianismo.

Más tarde esta tradición oral fue recogida en un escrito con sonido náhuatl pero con letras y números latinos (técnica que ningún español sabía hacer y que solo muy pocas veces utilizaban los indígenas); este escrito es llamado el Nican mopohua, y es atribuido al indígena Antonio Valeriano ( ). Más tarde en 1648 es publicado el libro Imagen de la Virgen María Madre de Dios de Guadalupe por el presbítero Miguel Sánchez, ayudando a recopilar todo lo que se sabía en la temporada sobre la devoción guadalupana. En verdad, se cuenta que en el siglo XVIII se hizo una réplica del ayate en un material afín y esta no duró más que los aguardados 15 años. Otro aspecto del ayate que ha sorprendido a numerosos científicos, es que la pintura de la virgen haya durado tantos años y se conserve en buen estado.

Según lo escrito por Luis Lasso de la Vega y de acuerdo con la tradición, en 1531, diez años tras la conquista de Tenochtitlan, el sábado 9 de diciembre de 1531 (a sus ahora 57 años de edad) muy de mañana en el cerro del Tepeyac escuchó el cantar del pájaro mexicano tzinitzcan, anunciándole la aparición de la Virgen de Guadalupe. Ella se le apareció cuatro ocasiones entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531 y le confió decir al entonces obispo, fray Juan de Zumárraga, que en ese sitio deseaba que se edificara un templo. La Virgen de Guadalupe le ordenó a Juan Diego que cortara unas rosas que enigmáticamente terminaban de florecer en lo alto del cerro para llevarlas al obispo Zumárraga en su ayate.

En verdad, hay rastros de sangre genuina tipo AB y por lo tanto de ADN. El artista atribuyó propiedades sobrenaturales a la imagen, pero sus juicios son muy controvertibles teniendo en cuenta la época en que vivió y que no era un científico sino más bien un pintor. De hecho, expertos en pintura han dicho que varios de los añadidos de la virgen no fueron realizados por personas diestras, conque incluso podemos encontrar ciertos fallos técnicos en partes como las manos.

Lea mas sobre construirpaginasweb aqui.

  • En el siglo XVIII, el científico Bartolache mandó llevar a cabo dos réplicas del mismo material que se expusieron cerca de la imagen.

Cantwell asistió bastante a los católicos mexicanos a lo largo de la guerra cristera y la persecución religiosa a manos del Gobierno de México, durante las primeras décadas del siglo XX, llegando a acoger en su arquidiócesis a curas que escapaban del país para subsistir. Los Ojos tienen la imagen tridimensional popular como Teoría de Purkinje y Samson, reflejándose las figuras en la conca¬vidad de sus córneas. El diámetro de cada iris, es de tan sólo 7 u 8 milímetros, y seguimos resaltando que, el material de ixtle con el que está desarrollada la Imagen es tan burdo, que es realmente difícil colorear imágenes tan diminutas, con detalles tan meticulosos. El manto de estrellas le sienta a la perfección de la cabeza a los pies sin contemplar su rostro, con un doblez bajo su brazo izquierdo, como muestra del abrigo que da en la noche fría de la vida, a quien se hace como un niño. Gasa transparente con arabescos de oro con los símbolos sagra¬2 aztecas que consiguieron evangelizar por convicción a más de ocho millones de indígenas en aquel tiempo. Por algunos descreídos, el ayate ha tenido numerosos estudios científicos a través del tiempo, dejando a los investigadores sin explicación alguna y mientras que la ciencia cuestiona, la fe en el corazón del pueblo Mexicano, sin precisar averiguar nada, le confía el alma, la vida, la familia y a toda la Nación.

ayate de juan diego

Realiza un comentario