La historia no contada sobre San José Sánchez Del Río que tienes que leer

2020-11-29

Contenido

san josé sánchez del río

En el planeta religioso y cristiano de los mexicanos, tuvo cabida el niño San José Sánchez del Rio. Siendo un joven que fue testigo de entre las más crueles persecuciones que se hizo para el siglo XXI en lo que correspondió a su segunda década. Su beatificación fue conmemorada con el conjunto de Anacleto González Flores y compañeros mártires, el 20 de noviembre del 2005, celebración de Cristo Rey, en Guadalajara, Jalisco. El diputado Rafael Picazo voceó que de todas formas, con dinero o sin dinero “en las barbas de su padre lo mandaría matar”. Antes de partir, visitó el sepulcro de Anacleto González Flores, pidiendo por su intercesión, la felicidad de fallecer mártir como él. Al suscribirte andas aceptando nuestra Política de Privacidad y los individuos de europa están aceptando la política de transferencia de datos.

¿Cómo es la vida de un mártir?

Un mártir (del griego «μάρτυς, -υρος», «testigo») es una persona que sufre persecución y muerte por defender una causa, generalmente religiosa, aunque también creencias o convicciones, con lo que da «testimonio» de su adhesión a ella.

Leer mas sobre software construccion aqui.

Nada Te Turbe, Letrero Catolico Santa Teresa De Avila Obsequio Catolico, Cuadro Católico

Aquel niño, pues, acumulaba un corazón tierno y fiel a Jesucristo, su mejor Amigo, a quien había prometido dar, aun, nuestra vida. Por eso manifestaba lo que todo católico debería tener como verdad fundamental de su historia y era que Dios lo es de vivos, que su Hijo reinaba en el mundo y que imperaba su amabilidad y su clemencia. El 6 de febrero de 1928 en el transcurso de un combate entre las tropas del gobierno y los cristeros, le dispararon al caballo del jefe cristero Luis Guízar Morfín.

san josé sánchez del río

Prosiguió de cerca al Cordero inmolado y vencedor porque está de pie; su muerte es un formar parte en el calvario y en la victoria de Cristo Señor de la Historia y Rey del Universo. Este día, diez de febrero de 1928, le escribió a su tía María, quien fue la que mandaba los alimentos desde su prisión en Sahuayo. El 31 de julio de 1926 se dictaminó por la parte del Episcopado Mexicano, la suspensión del culto público; revienta la Cristiada,- llamada de esta manera por Jean Meyer, ya que fue gesta como la Iliada. Se implicaron los estados de Jalisco, Colima, Guanajuato y Michoacán. Sus hermanos Macario y Guillermo, eligieron contribuir a sus progenitores y, Miguel, decidió junto con sus amigos Adán y Guillermo Gálvez, tomar las armas para defender a la Iglesia.

Vidas De Beatos

Sin ataúd y sin mortaja, con la crueldad inusitada, solo explicable por la ideología y la dictadura del pensamiento único e intolerante, recibió las paladas de tierra sobre su cuerpo, tal y como si se tratase de un animal. El panteonero Luis Gómez, testigo del martirio, desenterró el cuerpo, lo amortajó y lo volvió a enterrar, con la piedad bíblica del adulto mayor Tobías. Años después la mamá de José y María Van Dick y Sabina Gómez, exhumaron los restos y los limpiaron, y los condujeron a las criptas del Templo del Sagrado Corazón. Ahí, el grupo de los primeros seminaristas Obreros del Reino de Cristo, en los cuales estaba quien escribe este relato, tuvimos un instante de oración. El Padre Enrique en esa ocasión y en muchas otras nos contó la gesta martirial de José Luis Sánchez del Río, como el emocionadamente lo llamaba. San José Sánchez fue torturado y ejecutado el diez de febrero de 1928; a la edad de 14, por oficiales del gobierno de Calles porque se negó a abandonar su fe.

san josé sánchez del río

Su labor como cristero fue en primera instancia el servicio a las tropas y después gracias a su piedad y lealtad se le concedió ser el portaestandarte del regimiento. Hijo de Dios y hermano en Cristo… en defensa de la fe, sabiendo que en esta tarea, en ocasiones ingrata pero siempre y en todo momento fructífera, no estoy solo sino, a la inversa, acompañado de muy buenas compañías. Acepto la política de privacidad y las condiciones legales.Debe Vd aceptar las condiciones para poder enviar un comentario. La foto del niño con rifle y albergas no se ajusta a José Sanchéz del Río. En realidad, es una de un niño en la temporada de la Revolución armada, precisamente de 1914 y forma parte a la Compilación Casassola. Iraburu de título “Hechos de los apóstoles de América” (Fund.GRATIS DATE, Pamplona 2003, 3ª ed., 567 pgs.) donde, entre las páginas 505 y 525 escribe nuestro amado sacerdote navarro “La Cristiada y los mártires de México”.

Leer mas sobre geografiamoderna.com aqui.

Llegados al cementerio, se paró al filo de su fosa mientras seguía vitoreando a Cristo Rey. Los verdugos acribillaron su cuerpo maltratado a puñaladas, hasta que el capitán de la escolta decidió acabar con todo y disparó con su fusil a la cabeza del mártir, que ya estaba derrumbado en la fosa. José se daba cuenta a la perfección de la situación y asimismo la sufría en carne propia, ya que su pueblo natal Sahuayo, estaba en una de las zonas más cristeras, donde el apoyo de la multitud era masivo a favor de la religión y de sus valientes defensores. Se estima que fueron 250 mil personas las que perdieron la vida en esa guerra en ambos bandos. Querían obligarlo a apostatar de la fe con las torturas pero no lo consiguieron. Al inicio, Rafael Picazo no deseaba matarlo conque le logró múltiples propuestas tentadoras para llevarlo a cabo renegar de su fe.

Lea mas sobre erptransportes aqui.

El general Prudencio Mendoza lo dejó al cargo del jefe cristero Luis Guízar Morfín, que lo tomó como su asistencia de campo. Y allí, entre aquellos aguerridos hombres acólitos de Cristo, el niño José Luis se mostró como un verdadero valeroso y leal luchador en defensa de su fe católica. Por eso, desde el momento en que hiciera su Primera Comunión, José Luis tomó la resolución de sostener con Jesús una amistad profunda y fiel que lo llevó a ser parte de las vanguardias locales de la Acción Católica de la Juventud Mexicana. El 28 de marzo 1913 nace en Sahuayo, Michoacán (México), un niño a quien ponen el nombre de José Luis. Sus padres, Macario Sánchez y María del Río, eran fervientes católicos con una fe bien asentada en el corazón. Fue bautizado el 3 de abril de aquel mismo año en la Iglesia parroquial de su pueblo.

Se alistaron en las fuerzas del General cristero Ignacio Sánchez Ramírez. El 14 de marzo de 1925 numerosos líderes católicos formaron con organizaciones católicas la liga Nacional Protectora de la Independencia Religiosa. El año 1927 iniciaba el levantamiento de la Unión Habitual, organización pacífica, creada y coordinada por el profesor Anacleto González, su líder atractivo originario de Jalisco, en este momento beato canonizado. El gobierno callista, no escucho ni la voz del Episcopado Mexicano, ni al pueblo; más bien refrenó con las armas toda manifestación religiosa. El martirio fue presenciado por dos pequeños, uno de siete años y el otro de nueve años, que después se transformarían en creadores de congregaciones religiosas. Uno revela el papel decisivo que tendría para su vocación el testimonio de José Luis, de quien era amigo.

san josé sánchez del río

Realiza un comentario