oraciones a nuestra señora de guadalupe

Oraciones poderosas a la Virgen de Guadalupe 2019-09-14

oraciones a nuestra señora de guadalupe

Hoy os traemos un buen post sobre oraciones a nuestra señora de guadalupe que espero que os guste.

 

Encendiendo corazones al fuego Consagración Diocesana para una Nueva Evangelización

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe


Dios, nuestro Padre Amoroso,

elevamos nuestros corazones en gratitud por enviar a la Virgen Madre de Guadalupe a prender fuego a los corazones en el “Nuevo Mundo” con el mensaje salvífico del Evangelio.

Ella es nuestra Madre compasiva

y desea remediar nuestros problemas, miserias y dolor trayéndonos a una amistad salvadora con su Hijo Jesucristo.

Nos volvemos con renovada confianza y brazos extendidos a nuestra Virgen Madre de Guadalupe para encender nuestros corazones en nuestra Diócesis de Metuchen mientras nos preparamos para ser consagrados a su cuidado maternal.

Danos a cada uno de nosotros

el deseo de ser discípulos misioneros, para que el mundo conozca el amor transformador de Cristo a través de nosotros.
Madre de las Américas y Estrella de la Nueva Evangelización, ruega por nosotros.

Dios, nuestro Padre Amoroso,

elevamos nuestros corazones agradecidos

por haber enviado a Nuestra Virgen Madre de Guadalupe a encender corazones en el “Nuevo Mundo” con el mensaje salvífico del Evangelio.
Ella es nuestra Madre compasiva quien desea remediar nuestros problemas, tristezas y dolores llevándonos a una amistad con su Hijo Jesucristo.
Nos dirigimos a Nuestra Virgen Madre de Guadalupe

oraciones a nuestra señora de guadalupe

orasion

orasion

 

con renovada confianza y brazos extendidos para que encienda nuestros corazones en la Diócesis de Metuchen a medida que nos preparamos para consagrarnos a su cuidado maternal.
Danos a cada uno uno el deseo de ser discípulos misioneros para que el mundo llegue a conocer el amor transformador de Cristo por medio nuestro.

Madre de las Américas y Estrella de la Evangelización, Ruega por nosotros.

oraciones a nuestra señora de guadalupe

Oración del Papa San Juan Pablo II a Nuestra Señora de Guadalupe

Oh Virgen Inmaculada, Madre del verdadero Dios

y Madre de la Iglesia, que desde este lugar revelas tu clemencia y tu piedad a todos los que piden tu protección,

escucha la oración que te dirigimos con confianza filial, y preséntala a tu Hijo Jesús, nuestro único Redentor.

Madre de Misericordia,

Maestra del sacrificio escondido y silencioso, a ti, que vienes a nuestro encuentro con los pecadores, dedicamos en este día todo nuestro ser y todo nuestro amor.

También te dedicamos nuestra vida, nuestro trabajo, nuestras alegrías, nuestras debilidades y nuestras penas.

Concede paz, justicia y prosperidad a nuestros pueblos, porque confiamos a tu cuidado todo lo que tenemos y todo lo que somos, Nuestra Señora y Madre.

Deseamos ser enteramente tuyos y caminar contigo por el camino de la completa fidelidad a Jesucristo en Su Iglesia; abrázanos siempre con tu mano amorosa.

Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas,

te pedimos por todos los Obispos, para que lleven a los fieles por caminos de intensa vida cristiana, de amor y humilde servicio a Dios y a las almas.

Contempla esta inmensa cosecha e intercede ante el Señor para que infunda hambre de santidad en todo el pueblo de Dios y conceda abundantes vocaciones de sacerdotes y religiosos, fuertes en la fe y celosos dispensadores de los misterios de Dios.

Concede a nuestros hogares la gracia de amar y respetar la vida en sus comienzos, con el mismo amor con el que concebiste en tu seno la vida del Hijo de Dios.

Bendita Virgen María, protege a nuestras familias,

para que siempre estén unidas, y bendice la educación de nuestros hijos.
Nuestra esperanza, míranos con compasión, enséñanos a ir continuamente a Jesús y, si caemos, ayúdanos a levantarnos de nuevo, a volver a Él, por medio de la confesión de nuestras faltas

y pecados en el Sacramento de la Penitencia, que da paz al alma.

Te rogamos que nos concedas un gran amor por todos los santos Sacramentos, que son, por así decirlo, las señales de que tu Hijo nos dejó en la tierra.

Así, Madre Santísima, con la paz de Dios en la conciencia,

con el corazón libre del mal y del odio, podremos llevar a todos la verdadera alegría

y la verdadera paz, que nos viene de tu hijo, nuestro Señor Jesucristo, que con Dios Padre

y el Espíritu Santo, vive y reina por los siglos de los siglos.

Amen.

Amén.

 

 

 

Mira la recopilación de oraciones en Oraciones aSan Cipriano

Mas oraciones
Otras oraciones
Oraciones
Horarios de la santa misa

Al justo juez Oracion
a San cipriano
Horarios santa misa

Oraciones a la Virgen de Guadalupe

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe

Novena Virgen de Guadalupe

Novena a la Virgen de Guadalupe

Oración Virgen de Guadalupe

Realiza un comentario